Hace años visité el CEIP Tenteniguada. Había leído «Grejo y el mar». Fue un encuentro intenso y entrañable. Cuando acabamos me hicieron un regalo. Lo guardo como un gran premio; lo tengo siempre cerca, a la vista, para que no deje de recordarme cuál es el objetivo y qué busco en cada línea. No sé quién lo realizó materialmente, pero siempre tendré presente a este centro del Municipio de Valsequillo, por animarme a seguir escribiendo, allá por el 2011… y aquí estoy.

Hablando de «Grejo y el mar», la compañera Vanessa Hernández Sosa ha elaborado una nueva guía de lectura, que compartimos.

Doblemente agradecido a este libro y lo que genera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *