Bilenio, 10 años contigo.

Hace 10 años Bilenio Publicaciones editó «El misterio de las Afortunadas», de Juan Carlos Saavedra Guadalupe. En estos días se han dado a conocer las editoriales que más libros han vendido en el año anterior. Bilenio está entre las primeras. Estos dos acontecimientos están íntimamente relacionados, porque la publicación del libro de Saavedra significó que la editorial se colocara en las estanterías de las librerías y de muchos centros escolares de toda canarias. Comenzó un camino que aún sigue andándose. 

Yo los conocí hace ya algunos años. Recuerdo que el propio Juan Carlos Saavedra provocó un encuentro entre ambos y hubo un intercambio de ejemplares: yo recibí su libro y él se llevó mi recién publicado «La cazadora de silbos». Y a partir de ese momento los encuentros y los espacios de colaboración han ido creciendo y se han sucedido.

Tengo que decir, y me siento orgulloso de ello, que mi vida como escritor ha cambiado desde entonces. Y también me gusta decir que los trabajos de Bilenio están más cerca de la artesanía que a cualquier otro método de producción. Están hechos con mimo, con pasión, con los mejores medios posibles, tienen un sentido y respetan al lector. Y tengo claro que todo eso sucede porque  las personas que están detrás y dirigen el proyecto son fieles a sí mismo y tienen claros los objetivos.

Nunca he descartado publicar con otra editorial. Soy escritor y quiero seguir siéndolo y por lo tanto no puedo centrarme en una única propuesta. Pero siempre que pueda, y ellos me lo permitan, desearía que Bilenio pudiera seguir poniendo mis historias al alcance de los lectores. Sentirse respetado no tiene precio. Yo tengo muchas bandas sonoras en mi vida. Los que me conocen lo saben. Una de ellas dice en una de sus estrofas: «yo me muero como viví» (El necio, Silvio Rodríguez). Es el sentido de la coherencia, de saber que ahora estás en el lugar correcto. Eso me ocurre con Bilenio y su equipo.

Felicidades por esos 10 años. Felicidades por creer en los lectores y en las librerías, en el «boca a boca», en el convencer con hechos, en las personas. Felicidades por creer que la cultura puede hacer que seamos más felices y alcancemos un mayor grado de desarrollo. Felicidades por soñar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *