Llegó la familia F al Museo Elder… y me quedé sin palabras.

Sentirme agradecido me sabe a poco. Estoy abrumado. Lo que vivimos el pasado viernes en el Museo Elder no se puede explicar en unas pocas líneas. No tengo un abrazo de cuentos lo suficiente mente grande para todos. Gracias a la gente del CEIP Los Caserones por todo el cariño y todo el esfuerzo, especialmente a ellos. Les dejo con algunas palabras que se dijeron esa tarde… 

A mi familia a la que le agradezco su apoyo constante en esta humilde locura, que no es otra sino la describir, comunicar, narrar y sentir…

Caserones es el colegio en donde aprendí a ser maestro, en donde crecí como persona. Hoy han grabado en mi memoria algo que no olvidaré jamás. Mónica y Esther y cada uno de ustedes representan el espíritu de Caserones: la lucha por la vida, por sentirse más digno, por ser…


Gracias al Museo a su dirección y personal, por lo bien que me han tratado y por tener tan claro, tan nítido, que la cultura y la ciencia van de la mano y que juntas son un arma poderosa para cualquier sociedad…

Yo no tengo ninguna duda: San Lorenzo no es una tierra de paso, es un lugar para quedarse…


Estoy rodeado de amigos y amigas que han acompañado y me tienen en sus pensamientos. Gracias por quererme…

El libro está dedicado a Pedro. Pedro es mi amigo… Es curioso, tantas cosas que hacemos pensando que no tienen importancia, y al cabo de los años cobra una dimensión que no habíamos previsto…

Necesito tomarme un brebaje como los que aparecen en el libro. Y tú, Verónica, los preparas bien ricos. Quizá el hecho de que me siga emocionando después de 15 libros publicados, como si fuese el primero, es una señal de que aún tengo mucho que aprender…

Lourdes Navarro no está aquí. Pero ella simboliza el esfuerzo y el trabajo de muchos canarios y muchas canarias que necesitan salir fuera para poder desarrollar su labor profesional. Hay nivel. Mucho…

Y gracias a todos los que han venido, a los que han querido acompañarme, este es un momento amargo para mí porque me desprendo del libro que me acompañado durante estos últimos meses; ya deja de ser mío, ya no puedo controlarlo, ya no sé qué va a pasar con sus personajes y con la historia. Ahora le toca ustedes, a los lectores, hacer que la familia F cobre vida de verdad.

  • F de felicidad.
  • F de fantasía.
  • F de fuerza.
  • F de farándula.
  • F de firmeza.
  • F de familia.

¡Un abrazo de cuentos!

«La familia F en el museo Elder».


«La familia F en el museo Elder» será presentado pronto. Es un momento especial para cualquier escritor. Es un momento de nervios y de incertidumbres, pero también de sonrisas y emociones.

Nunca se sabe si el libro va a gustar. Si los lectores se van a atrever a hacerlo suyo. Si voy a ser capaz de desprender de él. Pero lo que sí tengo claro es que tenemos todos los ingredientes para que eso suceda:

Lo presenta el CEIP Los Caserones. El colegio donde me hice maestro, donde crecí como persona y como docente. Para mí es un honor, un placer y una oportunidad para volverme a encontrar con un momento de mi vida que me hizo y hace feliz.

Lo ilustra Lourdes Navarro. Que vive el dibujo con pasión y profesionalidad y eso se nota, mucho, en el resultado final.

Lo edita Bilenio. Que es mi familia literaria, mi casa del libro, mis amigos y compañeros de viaje.

Está dedicado a Pedro, el primer científico loco que conocí, que es mi amigo, y uno aprende que cada vez dice menos esa palabra y por eso cobra tanta importancia.

Y tiene una canción, porque todos saben que la música forma parte del ritmo de mi vida.

Aquí tienes más información del libro, descargar la letra o los audios. 
Espero verte pronto. 

Presentando «Décimas de juguete».

Hace años cayó en mis manos el manuscrito de este poemario. Cuando pude leer esta versión, con las ilustraciones de Tania Coello, corrí a rescatar el texto original. Descubres, entonces, como ha madurado, como ha crecido y como aquellos versos iniciales se han convertido en un libro, y eso son palabras mayores.

Para mí ha sido todo un reto. Amante de la poesía del verso libre, huyo de la rima, del reglaje establecido. Tenía miedo de verme encadenado entre diez versos octasílabos, estrofas, rimas consonantes, con una fórmula que se remonta al siglo XVI, o quizás antes…  Y llega el golpe de efecto, y descubres la musicalidad, la improvisación, el ritmo… y llegas a comprender los movimientos de las palabras y lees décimas de Calderón de Barca o de Lope de Vega o de Jorge Guillén o escuchas a Violeta Parra a Jorge Drexler a Yeray Rodríguez o a Alexis Díaz…, y todo cambia. De  repente te liberas, porque las palabras con su rígida métrica es capaz de desatar el pensamiento, la vida y las emociones que fluyen cuando uno lee de verdad.

«Décimas de Juguete» sirve para eso. Para divertirse, para jugar, para emprender el viaje. Comprar un libro es pagar un billete de ida hacia un lugar desconocido. Si no es así, alguien habrá fracasado, o el lector o el escritor.

Yo me subí a sus páginas y fui encontrándome un elenco de personajes: Laura, que tiene dos colmillos; la brujita enamorada; la doncella ofendida; el marinero enamorado; el pirata… También hay guiños que nos recuerdan que la literatura es real y tangible como Elvis o el inagotable don Quijote y su escudero. Todos ellos, imaginables o no, te acompañan de la mano por el ritmo constante que desprende los versos de David Pulido y que nos cantan canciones sobre la amistad, el pacifismo, el mar o el amor… El valor de los amigos / yo lo mido en calidad / porque mucha cantidad / pesa y luego no da abrigo.

Las referencias al espacio natural son constantes: al barranco, al cielo, a las montañas, al mar…, e incluso le dedica dos poemas con estrofas realmente bellas: Mar: acuática pradera / o pasto azul pareces / donde rumian lentos peces / su memoria marinera. Yo creo, y es una interpretación libre, que más que el autor situarnos al lector, es el propio escritor quien necesita de estas referencias, para anclar sus ideas y centrar la fuerza en lo que realmente le importa: explicarnos cómo se siente ante las cosas sencillas de la vida.

Hubo un momento de la lectura en el que disfruté de manera especial: es cuando David funde narrativa y oralidad para contarnos algo, rompiendo la frontera de los diez versos.  Me refiero, más concretamente a «El ratón y la montaña» y a la «Canción del Pirata Mediapata». Porque la oralidad, las canciones, los versos improvisados o no, cuentan historias reales que disfrazamos, no para engañar al lector, sino para jugar al escondite. Y en ese juego, David se siente cómodo, porque le encanta colocarse detrás, para dejar que sus personajes, ocupen la primera fila.

El aroma sencillo y sensible, eficaz y práctico de algunas de sus estrofas: Son las nubes la escalera / de la estrella matutina: / con sus rayos se encamina / hacia el cenit de la esfera; contrasta con la desfachatez de otras: ¡No se admite gente boba / que no cante mis canciones!; o con la mirada pícara en algunas: Él la mira. Ella guiña. / En su jaula ríe el canario; o con el humor de otras tantas: Con su garfio de hojalata / en el triste camarote / de su viejo cascarote / se emborracha Mediapata. / De repente lo rescata / de su amor a la botella / una grácil, una bella / señorita en camisón. 

Pero quien emprende esta aventura, la de leer, pensando que este libro es solo de poesía, creo que cae en un error. «Décimas de juguete» no puede entenderse sin el trabajo de Tania Coello. Sus ilustraciones aportan a cada historia elementos nuevos. No es un adorno. Forma parte de la expresión, de la musicalidad del texto. Los colores que utiliza, la riqueza interior de Tania, los trazos sensibles, las transparencias, el mundo onírico… Tanía no interpreta las palabras de David. Escribe su historia con el lenguaje que ella conoce, el color y la luz, sin competir con el texto escrito. Ambos mundos se dan la mano, con un resultado prometedor.

Sé lo que ha luchado David Pulido para que este libro sea una realidad. Sé de su constancia y eso denota que cree es sí mismo, es su trabajo. Yo le felicito más por eso que por su libro, que también; pero hoy en día, necesitamos gente que sea capaz de demostrar que la literatura vale para algo, que hacer un libro cuesta mucho esfuerzo, que convertir su valor en un par de euros, es una ofensa para el trabajo y el tiempo que le ha dedicado a crear esta obra. «Décimas de juguete» es literatura. Y la literatura es pasión y compromiso. Si vendemos la pasión y el compromiso, acabamos con la ilusión.

Mi viaje no ha hecho más que empezar. Yo me he subido al vagón de Tania y David. Y quiero invitarle a que ustedes también lo hagan y les aconsejo, nuevamente, que se dejen llevar, que vacíen sus maletas, que se dejen mecer por el traqueteo constante de sus rimas y que no tengan miedo si se adentran en algún túnel largo y oscuro: Tania nos iluminará con su luz y David nos tranquilizará con sus palabras.

«Cinco mil doscientas treinta y nueve palabras para el camino».

«Cinco mil doscientas treinta y nueve palabras para el camino» es un libro que consta de 22 relatos, algunos de ellos escritos hace más de 20 años e ilustrado por Álex Falcón, está publicado por Bilenio Publicaciones.

Después de 15 años escribiendo literatura infantil y juvenil, me adentra en el género del relato breve presentando mi microcosmo literario particular. Las propuestas se irán sucediendo, tejiendo una maraña de emociones y razones. Y como no hay puntada sin hilo, ilustrador y escritor te darán veintidós para que confecciones tus retales.

Información sobre Álex Falcón: https://alexfalconillustrator.com

«Cinco mil doscientas treinta y nueve palabras para el camino»

  • Autor: Daniel Martín Castellano
  • Ilustrador: Alex Falcón
  • Editorial: Bilenio Publicaciones
  • ISBN: 978-84-947246-2-6
  • Depósito Legal: GC 690-2017
  • www.bileniopublicaciones.com
  • [email protected]

La presentación tendrá lugar en el Salón de Actos Biblioteca Insular, el día 15 a las 19 horas.

 

Ya tenemos aquí «7 cuentos, 7 amigas y mi cabra».

Mi próximo libro «7 cuentos, 7 amigas y mi cabra», ilustrado por Dácil Velázquez y publicado por Bilenio Publicaciones, ya está aquí.

Ya son quince años escribiendo y celebrarlo así, de esta manera, es algo que jamás me había imaginado.

Estos relatos, cuentan la historia de un grupo de amigas que se reúnen para leer y contar cuentos, pero Abracadabra, la cabra, se come parte del libro que iban a compartir, lo que obliga a las protagonistas a reescribir las historias. De ahí surgen los siete cuentos que recorren el archipiélago canario, en un nuevo viaje literario, donde conoceremos a siete mujeres que forman parte de la historia o leyendas de antes de la conquista de las islas.

Trabajo actualmente como maestro y director del CEIP San Lorenzo. Este libro está inspirado, precisamente, en un poema —que se reproduce en uno de los capítulos del libro— que escribieron unos alumnos y alumnas de primero de primaria y que luego le regalaron al autor.

Se presentará el próximo día 3, a las 18:30, en la Cueva Pintada, en el municipio de Gáldar, en la que participarán alumnado del CEIP Iberia que, durante un original recorrido por las instalaciones del yacimiento, presentarán su particular visión de «7 amigas, 7 cuentos y mi cabra».

¿Se me nota?

Presentación «Isla a isla. Cuento a cuento», con Verónica García, Sandra Franco y Daniel Martín.
Presentación «Isla a isla. Cuento a cuento», con Verónica García, Sandra Franco y Daniel Martín. Feria del Libro LPGC 2016

No siento la literatura infantil como una pesada carga. Cuando escribo y eres leído, cuando narro una historia y te sientes escuchado, recoges las emociones y los gestos que surgen del público o del lector. Sabes que ya el texto ni la historia te pertenece. Y eso, de alguna manera, me tranquiliza.

Pero sí es verdad que cuando tu trabajo es reconocido, que el libro en el que participaste se ha convertido en el libro más vendido en la Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria, que visitas colegios, aulas, librerías y sientes la alegría y compruebas la sonrisa que surge de un niño o de una niña al descubrir al autor de su última lectura, provoca un sentido enorme de la responsabilidad.

Espero que esa “carga” no sea un obstáculo para seguir disfrutando con lo que hago, y que me hace feliz. ¿Se me nota?

feria lirbo presen_3

No nos importó, no… ¡Estamos en la carpa infantil!

joaquin
Aunque lo parezca, por la decoración, no estamos en una fiesta de fin de año o de carnavales. Es la carpa infantil de la Feria de Libros de Las Palmas de GC, organizada por el Gobierno de Canarias y la Asociación de Libreros. Este año. incluso, la han colocado fuera del ámbito de la propia feria… como un apéndice… Pero no nos importó. Tampoco nos importó un ruido continuo de no sé que motor que hacía casi imposible escuchar. Es una pena que no estuviese al lado de la carpa del Corte Inglés, me refiero al motor, seguramente el ruido hubiera desaparecido. Pero no nos importó, no. Tampoco que las sillas no estuviesen colocadas como si nadie fuese a venir. ¡Estamos en la carpa infantil! ¡Puede pasar de todo! Tampoco nos importó que no viniera nadie a presentar al protagonista, como ocurre en las otras presentaciones, en las importantes, en las de novelas de 300 páginas o más.
 
Pero, a lo que sí le prestamos atención, fue al público que nos acompañó, cerca de 25 personas,  niños y niñas que se inician en la lectura y familias que se preocupan para que conozcan a los autores de cerca. A ellos, Sandra Franco Álvarez, Belkys Rodriguez y un servidor, les presentamos parte de la obra de Joaquín Nieto Reguera. Estuvimos hablando y comentando aspectos y pareceres sobre algunos de sus libros. Joaquín, hizo un recorrido sobre la relación que ha tenido con la literatura a lo largo de los años y nos explicó a todos porqué y para qué escribe literatura infantil y juvenil.

Y es que, cuando uno está entre amigos y amigas, vuelves a comprobar, que lo importante es…